Presidente de Comité de USCCB expresa apoyo a DACA; hace un llamado a la Administración y al Congreso para asegurar protección permanente para jóvenes con DACA

Published:  Monday, July 24, 2017, 8:22 AM

 WASHINGTON— Más de 750,000 jóvenes han recibido protección bajo la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) desde que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) la iniciara en el 2012. Aunque DACA no otorga un estatus legal, sí les proporciona a los beneficiarios una suspensión temporal de deportación y autorización de empleo para oportunidades de trabajo legal en los Estados Unidos.

Respondiendo a una reciente petición presentada ante el Departamento de Justicia de los Estados Unidos para eliminar DACA, el obispo Joe S. Vásquez de Austin, Texas, presidente del Comité sobre Migración de USCCB, una vez más expresó su apoyo a DACA, diciendo:

"Los obispos católicos por largo tiempo han apoyado a los jóvenes beneficiados por DACA y continúan haciéndolo. Los jóvenes con DACA contribuyen a nuestra economía, son veteranos de nuestras fuerzas armadas, destacados académicos en nuestras universidades y líderes en nuestras parroquias. Estos jóvenes ingresaron a los Estados Unidos siendo aún niños y consideran a este país como su único hogar. La dignidad de cada ser humano, especialmente de nuestros niños y jóvenes, debe ser protegida.

Insto a la Administración a que continúe administrando el programa DACA y que asegure públicamente que los jóvenes con DACA no son una prioridad para la deportación.        

Sin embargo, DACA no es una solución permanente; por esta razón, hago también un llamado al Congreso para que trabaje de una manera rápida y bipartita a fin de encontrar una solución legislativa para los jóvenes con DACA tan pronto como le sea posible. Mis hermanos obispos y yo nos comprometemos a seguir con nuestros esfuerzos para ayudar a encontrar una solución permanente y humanitaria que proteja a los jóvenes con DACA. Además, hago notar la urgencia moral para encontrar una reforma migratoria integral que sea justa y compasiva. Los obispos abogaremos por estas reformas ya que creemos realmente que éstas promoverán el bien común.

Finalmente, a los jóvenes con DACA y a sus familias, queremos que sepan que la Iglesia Católica está en solidaridad con ustedes. Reconocemos su valor intrínseco como hijos de Dios. Entendemos la ansiedad y el temor que ustedes sienten y apreciamos y aplaudimos las contribuciones diarias que ustedes y sus familias hacen a las comunidades locales, a sus parroquias y a nuestro país. Los apoyamos en su caminar para alcanzar el potencial que Dios les ha dado."

Etiquetas: Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, USCCB, Obispo Joe S. Vásquez, Comité de Migración, Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), Departamento de Seguridad Nacional (DHS), obispos católicos, economía, veteranos, académico, dignidad humana, niños, jóvenes, familias.

###

Contacto para los medios

Norma Montenegro Flynn

202-541-3200


Presidente de obispos estadounidenses llama al senado a eliminar propuestas nocivas de ley de atención de salud aprobada por cámara de representantes

Published:  Friday, May 05, 2017, 8:36 AM

WASHINGTON—Después de que la Cámara de Representantes aprobara la Ley de Atención de Salud de los Estados Unidos (AHCA, H.R. 1628), Mons. Frank J. Dewane, obispo de Venice, Florida, y presidente del Comité de Justicia Nacional y Desarrollo Humano de los Obispos de los Estados Unidos, llamó al Senado a eliminar las disposiciones nocivas del proyecto de ley cuando la cámara lo someta a consideración.

"Incluso con los esfuerzos para mejorar el proyecto de ley antes de su aprobación, la Ley de Atención de Salud de los Estados Unidos sigue conteniendo importantes defectos, particularmente en lo que respecta a cambios en Medicaid que ponen en riesgo la cobertura y la asequibilidad para millones de personas; es profundamente decepcionante que las voces de quienes serán severamente afectados no fueron escuchadas", dijo Mons. Dewane. "La AHCA sí ofrece protecciones cruciales para la vida, y nuestro sistema de salud necesita desesperadamente estas garantías. Pero las personas vulnerables no deben quedar en malas y peores circunstancias mientras el Congreso intenta arreglar los problemas actuales e inminentes de la Ley de Atención Asequible".

Desde que comenzaron las discusiones sobre la revocación de la Ley de Atención Asequible, los Obispos de los Estados Unidos han pedido repetidamente al Congreso que honre principios morales clave en la reforma de la atención de salud. Entre ellos están: acceso para todas las personas a una atención de salud integral y de calidad que sea realmente asequible, incluyendo consideraciones adicionales para condiciones preexistentes, respeto a la vida impidiendo el uso de fondos federales para el aborto o para comprar planes de salud que lo cubran, y protecciones para la objeción de conciencia. Antes de la votación del jueves, Mons. Dewane instó a los miembros de la Cámara de Representantes a insistir en los cambios, especialmente por el bien de los que atraviesan dificultades.

"Cuando el Senado se ocupe del AHCA, debe actuar de manera decisiva para eliminar las propuestas nocivas del proyecto de ley que afectarán a las personas de bajos ingresos —incluyendo inmigrantes—, así como agregar protecciones vitales para la objeción de conciencia, o comenzar de nuevo los esfuerzos de reforma. Nuestra política de salud debe honrar toda la vida y dignidad humana desde la concepción hasta la muerte natural, así como defender las creencias morales y religiosas sinceras de quienes desempeñan algún papel en el sistema de salud", dijo Mons. Dewane.

---

Etiquetas: Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, USCCB, obispo Frank J. Dewane, Comité de Justicia Nacional y Desarrollo Humano, Ley de Atención de Salud de los Estados Unidos (AHCA), respeto por la vida, dignidad humana, atención de salud, asequibilidad, aborto, pobreza, inmigración.

###

Contacto con los medios
Norma Montenegro Flynn
202-541-3200


Presidente de USCCB: La orden ejecutiva de hoy inicia un proceso

Published:  Thursday, May 04, 2017, 7:42 AM

WASHINGTON—El cardenal Daniel N. DiNardo, arzobispo de Galveston-Houston y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB), ha emitido una respuesta a la orden ejecutiva del presidente Donald J. Trump firmada esta mañana.

La declaración completa del cardenal DiNardo es la siguiente:

La orden ejecutiva de hoy comienza el proceso de aliviar la seria carga del mandato del HHS. Colaboraremos con la Administración para asegurar que se proporcione un alivio adecuado a las personas con creencias religiosas profundamente arraigadas acerca de algunos de los fármacos, dispositivos y procedimientos quirúrgicos cuya facilitación el HHS ha tratado de exigir a personas de fe en los últimos años. Agradecemos la decisión de proporcionar una amplia exención religiosa al mandato del HHS, pero tendremos que revisar los detalles de las propuestas regulatorias.

En años recientes, las personas de fe han experimentado insistentes restricciones a la libertad religiosa tanto del gobierno federal como de los gobiernos estatales que reciben fondos federales. Por ejemplo, en áreas tan diversas como la adopción, la educación, la atención de salud y otros servicios sociales, creencias morales y religiosas ampliamente extendidas, especialmente en cuanto a la protección de la vida humana y la preservación del matrimonio y la familia, han sido denostadas en los últimos años como fanatismo u hostilidad, y penalizadas en consecuencia. Pero el desacuerdo sobre cuestiones morales y religiosas no es discriminación; por el contrario, es el fruto inevitable y deseable de una sociedad civil libre y marcada por una genuina diversidad religiosa.

Continuaremos abogando para que el Congreso dé un alivio permanente en cuestiones de importancia crucial para las personas de fe. La libertad religiosa es un derecho fundamental que debe ser defendido por todas las ramas del gobierno y no estar sujeto a veleidades políticas. Como presidente de la Conferencia de Obispos, tuve la oportunidad de reunirme con el presidente Trump esta mañana en la Oficina Oval para abordar este y otros temas.

---

Etiquetas: Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, cardenal Daniel N. DiNardo, presidente Donald J. Trump, orden ejecutiva, libertad religiosa, mandato de cobertura de anticonceptivos del HHS, objeción de conciencia, aborto, seguro de salud, Congreso de los Estados Unidos, sociedad civil, sector público, gobierno federal, rama ejecutiva.

# # #

MEDIA CONTACT:
O: 202-541-3200


Presidente de USCCB: La orden ejecutiva de hoy inicia un proceso

Published:  Thursday, May 04, 2017, 7:42 AM

WASHINGTON—El cardenal Daniel N. DiNardo, arzobispo de Galveston-Houston y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB), ha emitido una respuesta a la orden ejecutiva del presidente Donald J. Trump firmada esta mañana.

La declaración completa del cardenal DiNardo es la siguiente:

La orden ejecutiva de hoy comienza el proceso de aliviar la seria carga del mandato del HHS. Colaboraremos con la Administración para asegurar que se proporcione un alivio adecuado a las personas con creencias religiosas profundamente arraigadas acerca de algunos de los fármacos, dispositivos y procedimientos quirúrgicos cuya facilitación el HHS ha tratado de exigir a personas de fe en los últimos años. Agradecemos la decisión de proporcionar una amplia exención religiosa al mandato del HHS, pero tendremos que revisar los detalles de las propuestas regulatorias.

En años recientes, las personas de fe han experimentado insistentes restricciones a la libertad religiosa tanto del gobierno federal como de los gobiernos estatales que reciben fondos federales. Por ejemplo, en áreas tan diversas como la adopción, la educación, la atención de salud y otros servicios sociales, creencias morales y religiosas ampliamente extendidas, especialmente en cuanto a la protección de la vida humana y la preservación del matrimonio y la familia, han sido denostadas en los últimos años como fanatismo u hostilidad, y penalizadas en consecuencia. Pero el desacuerdo sobre cuestiones morales y religiosas no es discriminación; por el contrario, es el fruto inevitable y deseable de una sociedad civil libre y marcada por una genuina diversidad religiosa.

Continuaremos abogando para que el Congreso dé un alivio permanente en cuestiones de importancia crucial para las personas de fe. La libertad religiosa es un derecho fundamental que debe ser defendido por todas las ramas del gobierno y no estar sujeto a veleidades políticas. Como presidente de la Conferencia de Obispos, tuve la oportunidad de reunirme con el presidente Trump esta mañana en la Oficina Oval para abordar este y otros temas.

---

Etiquetas: Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, cardenal Daniel N. DiNardo, presidente Donald J. Trump, orden ejecutiva, libertad religiosa, mandato de cobertura de anticonceptivos del HHS, objeción de conciencia, aborto, seguro de salud, Congreso de los Estados Unidos, sociedad civil, sector público, gobierno federal, rama ejecutiva.

# # #

MEDIA CONTACT:
O: 202-541-3200


Presidente de USCCB: La orden ejecutiva de hoy inicia un proceso

Published:  Thursday, May 04, 2017, 7:42 AM

WASHINGTON—El cardenal Daniel N. DiNardo, arzobispo de Galveston-Houston y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB), ha emitido una respuesta a la orden ejecutiva del presidente Donald J. Trump firmada esta mañana.

La declaración completa del cardenal DiNardo es la siguiente:

La orden ejecutiva de hoy comienza el proceso de aliviar la seria carga del mandato del HHS. Colaboraremos con la Administración para asegurar que se proporcione un alivio adecuado a las personas con creencias religiosas profundamente arraigadas acerca de algunos de los fármacos, dispositivos y procedimientos quirúrgicos cuya facilitación el HHS ha tratado de exigir a personas de fe en los últimos años. Agradecemos la decisión de proporcionar una amplia exención religiosa al mandato del HHS, pero tendremos que revisar los detalles de las propuestas regulatorias.

En años recientes, las personas de fe han experimentado insistentes restricciones a la libertad religiosa tanto del gobierno federal como de los gobiernos estatales que reciben fondos federales. Por ejemplo, en áreas tan diversas como la adopción, la educación, la atención de salud y otros servicios sociales, creencias morales y religiosas ampliamente extendidas, especialmente en cuanto a la protección de la vida humana y la preservación del matrimonio y la familia, han sido denostadas en los últimos años como fanatismo u hostilidad, y penalizadas en consecuencia. Pero el desacuerdo sobre cuestiones morales y religiosas no es discriminación; por el contrario, es el fruto inevitable y deseable de una sociedad civil libre y marcada por una genuina diversidad religiosa.

Continuaremos abogando para que el Congreso dé un alivio permanente en cuestiones de importancia crucial para las personas de fe. La libertad religiosa es un derecho fundamental que debe ser defendido por todas las ramas del gobierno y no estar sujeto a veleidades políticas. Como presidente de la Conferencia de Obispos, tuve la oportunidad de reunirme con el presidente Trump esta mañana en la Oficina Oval para abordar este y otros temas.

---

Etiquetas: Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, cardenal Daniel N. DiNardo, presidente Donald J. Trump, orden ejecutiva, libertad religiosa, mandato de cobertura de anticonceptivos del HHS, objeción de conciencia, aborto, seguro de salud, Congreso de los Estados Unidos, sociedad civil, sector público, gobierno federal, rama ejecutiva.

# # #

MEDIA CONTACT:
O: 202-541-3200


Presidente de USCCB: La orden ejecutiva de hoy inicia un proceso

Published:  Thursday, May 04, 2017, 7:42 AM

WASHINGTON—El cardenal Daniel N. DiNardo, arzobispo de Galveston-Houston y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB), ha emitido una respuesta a la orden ejecutiva del presidente Donald J. Trump firmada esta mañana.

La declaración completa del cardenal DiNardo es la siguiente:

La orden ejecutiva de hoy comienza el proceso de aliviar la seria carga del mandato del HHS. Colaboraremos con la Administración para asegurar que se proporcione un alivio adecuado a las personas con creencias religiosas profundamente arraigadas acerca de algunos de los fármacos, dispositivos y procedimientos quirúrgicos cuya facilitación el HHS ha tratado de exigir a personas de fe en los últimos años. Agradecemos la decisión de proporcionar una amplia exención religiosa al mandato del HHS, pero tendremos que revisar los detalles de las propuestas regulatorias.

En años recientes, las personas de fe han experimentado insistentes restricciones a la libertad religiosa tanto del gobierno federal como de los gobiernos estatales que reciben fondos federales. Por ejemplo, en áreas tan diversas como la adopción, la educación, la atención de salud y otros servicios sociales, creencias morales y religiosas ampliamente extendidas, especialmente en cuanto a la protección de la vida humana y la preservación del matrimonio y la familia, han sido denostadas en los últimos años como fanatismo u hostilidad, y penalizadas en consecuencia. Pero el desacuerdo sobre cuestiones morales y religiosas no es discriminación; por el contrario, es el fruto inevitable y deseable de una sociedad civil libre y marcada por una genuina diversidad religiosa.

Continuaremos abogando para que el Congreso dé un alivio permanente en cuestiones de importancia crucial para las personas de fe. La libertad religiosa es un derecho fundamental que debe ser defendido por todas las ramas del gobierno y no estar sujeto a veleidades políticas. Como presidente de la Conferencia de Obispos, tuve la oportunidad de reunirme con el presidente Trump esta mañana en la Oficina Oval para abordar este y otros temas.

---

Etiquetas: Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, cardenal Daniel N. DiNardo, presidente Donald J. Trump, orden ejecutiva, libertad religiosa, mandato de cobertura de anticonceptivos del HHS, objeción de conciencia, aborto, seguro de salud, Congreso de los Estados Unidos, sociedad civil, sector público, gobierno federal, rama ejecutiva.

# # #

MEDIA CONTACT:
O: 202-541-3200


Presidente de USCCB: La orden ejecutiva de hoy inicia un proceso

Published:  Thursday, May 04, 2017, 7:42 AM

WASHINGTON—El cardenal Daniel N. DiNardo, arzobispo de Galveston-Houston y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB), ha emitido una respuesta a la orden ejecutiva del presidente Donald J. Trump firmada esta mañana.

La declaración completa del cardenal DiNardo es la siguiente:

La orden ejecutiva de hoy comienza el proceso de aliviar la seria carga del mandato del HHS. Colaboraremos con la Administración para asegurar que se proporcione un alivio adecuado a las personas con creencias religiosas profundamente arraigadas acerca de algunos de los fármacos, dispositivos y procedimientos quirúrgicos cuya facilitación el HHS ha tratado de exigir a personas de fe en los últimos años. Agradecemos la decisión de proporcionar una amplia exención religiosa al mandato del HHS, pero tendremos que revisar los detalles de las propuestas regulatorias.

En años recientes, las personas de fe han experimentado insistentes restricciones a la libertad religiosa tanto del gobierno federal como de los gobiernos estatales que reciben fondos federales. Por ejemplo, en áreas tan diversas como la adopción, la educación, la atención de salud y otros servicios sociales, creencias morales y religiosas ampliamente extendidas, especialmente en cuanto a la protección de la vida humana y la preservación del matrimonio y la familia, han sido denostadas en los últimos años como fanatismo u hostilidad, y penalizadas en consecuencia. Pero el desacuerdo sobre cuestiones morales y religiosas no es discriminación; por el contrario, es el fruto inevitable y deseable de una sociedad civil libre y marcada por una genuina diversidad religiosa.

Continuaremos abogando para que el Congreso dé un alivio permanente en cuestiones de importancia crucial para las personas de fe. La libertad religiosa es un derecho fundamental que debe ser defendido por todas las ramas del gobierno y no estar sujeto a veleidades políticas. Como presidente de la Conferencia de Obispos, tuve la oportunidad de reunirme con el presidente Trump esta mañana en la Oficina Oval para abordar este y otros temas.

---

Etiquetas: Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, cardenal Daniel N. DiNardo, presidente Donald J. Trump, orden ejecutiva, libertad religiosa, mandato de cobertura de anticonceptivos del HHS, objeción de conciencia, aborto, seguro de salud, Congreso de los Estados Unidos, sociedad civil, sector público, gobierno federal, rama ejecutiva.

# # #

MEDIA CONTACT:
O: 202-541-3200


Presidente de USCCB: La orden ejecutiva de hoy inicia un proceso

Published:  Thursday, May 04, 2017, 7:42 AM

WASHINGTON—El cardenal Daniel N. DiNardo, arzobispo de Galveston-Houston y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB), ha emitido una respuesta a la orden ejecutiva del presidente Donald J. Trump firmada esta mañana.

La declaración completa del cardenal DiNardo es la siguiente:

La orden ejecutiva de hoy comienza el proceso de aliviar la seria carga del mandato del HHS. Colaboraremos con la Administración para asegurar que se proporcione un alivio adecuado a las personas con creencias religiosas profundamente arraigadas acerca de algunos de los fármacos, dispositivos y procedimientos quirúrgicos cuya facilitación el HHS ha tratado de exigir a personas de fe en los últimos años. Agradecemos la decisión de proporcionar una amplia exención religiosa al mandato del HHS, pero tendremos que revisar los detalles de las propuestas regulatorias.

En años recientes, las personas de fe han experimentado insistentes restricciones a la libertad religiosa tanto del gobierno federal como de los gobiernos estatales que reciben fondos federales. Por ejemplo, en áreas tan diversas como la adopción, la educación, la atención de salud y otros servicios sociales, creencias morales y religiosas ampliamente extendidas, especialmente en cuanto a la protección de la vida humana y la preservación del matrimonio y la familia, han sido denostadas en los últimos años como fanatismo u hostilidad, y penalizadas en consecuencia. Pero el desacuerdo sobre cuestiones morales y religiosas no es discriminación; por el contrario, es el fruto inevitable y deseable de una sociedad civil libre y marcada por una genuina diversidad religiosa.

Continuaremos abogando para que el Congreso dé un alivio permanente en cuestiones de importancia crucial para las personas de fe. La libertad religiosa es un derecho fundamental que debe ser defendido por todas las ramas del gobierno y no estar sujeto a veleidades políticas. Como presidente de la Conferencia de Obispos, tuve la oportunidad de reunirme con el presidente Trump esta mañana en la Oficina Oval para abordar este y otros temas.

---

Etiquetas: Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, cardenal Daniel N. DiNardo, presidente Donald J. Trump, orden ejecutiva, libertad religiosa, mandato de cobertura de anticonceptivos del HHS, objeción de conciencia, aborto, seguro de salud, Congreso de los Estados Unidos, sociedad civil, sector público, gobierno federal, rama ejecutiva.

# # #

MEDIA CONTACT:
O: 202-541-3200


Presidente de USCCB: La orden ejecutiva de hoy inicia un proceso

Published:  Thursday, May 04, 2017, 7:42 AM

WASHINGTON—El cardenal Daniel N. DiNardo, arzobispo de Galveston-Houston y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB), ha emitido una respuesta a la orden ejecutiva del presidente Donald J. Trump firmada esta mañana.

La declaración completa del cardenal DiNardo es la siguiente:

La orden ejecutiva de hoy comienza el proceso de aliviar la seria carga del mandato del HHS. Colaboraremos con la Administración para asegurar que se proporcione un alivio adecuado a las personas con creencias religiosas profundamente arraigadas acerca de algunos de los fármacos, dispositivos y procedimientos quirúrgicos cuya facilitación el HHS ha tratado de exigir a personas de fe en los últimos años. Agradecemos la decisión de proporcionar una amplia exención religiosa al mandato del HHS, pero tendremos que revisar los detalles de las propuestas regulatorias.

En años recientes, las personas de fe han experimentado insistentes restricciones a la libertad religiosa tanto del gobierno federal como de los gobiernos estatales que reciben fondos federales. Por ejemplo, en áreas tan diversas como la adopción, la educación, la atención de salud y otros servicios sociales, creencias morales y religiosas ampliamente extendidas, especialmente en cuanto a la protección de la vida humana y la preservación del matrimonio y la familia, han sido denostadas en los últimos años como fanatismo u hostilidad, y penalizadas en consecuencia. Pero el desacuerdo sobre cuestiones morales y religiosas no es discriminación; por el contrario, es el fruto inevitable y deseable de una sociedad civil libre y marcada por una genuina diversidad religiosa.

Continuaremos abogando para que el Congreso dé un alivio permanente en cuestiones de importancia crucial para las personas de fe. La libertad religiosa es un derecho fundamental que debe ser defendido por todas las ramas del gobierno y no estar sujeto a veleidades políticas. Como presidente de la Conferencia de Obispos, tuve la oportunidad de reunirme con el presidente Trump esta mañana en la Oficina Oval para abordar este y otros temas.

---

Etiquetas: Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, cardenal Daniel N. DiNardo, presidente Donald J. Trump, orden ejecutiva, libertad religiosa, mandato de cobertura de anticonceptivos del HHS, objeción de conciencia, aborto, seguro de salud, Congreso de los Estados Unidos, sociedad civil, sector público, gobierno federal, rama ejecutiva.

# # #

MEDIA CONTACT:
O: 202-541-3200


Presidente de USCCB: La orden ejecutiva de hoy inicia un proceso

Published:  Thursday, May 04, 2017, 7:42 AM

WASHINGTON—El cardenal Daniel N. DiNardo, arzobispo de Galveston-Houston y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB), ha emitido una respuesta a la orden ejecutiva del presidente Donald J. Trump firmada esta mañana.

La declaración completa del cardenal DiNardo es la siguiente:

La orden ejecutiva de hoy comienza el proceso de aliviar la seria carga del mandato del HHS. Colaboraremos con la Administración para asegurar que se proporcione un alivio adecuado a las personas con creencias religiosas profundamente arraigadas acerca de algunos de los fármacos, dispositivos y procedimientos quirúrgicos cuya facilitación el HHS ha tratado de exigir a personas de fe en los últimos años. Agradecemos la decisión de proporcionar una amplia exención religiosa al mandato del HHS, pero tendremos que revisar los detalles de las propuestas regulatorias.

En años recientes, las personas de fe han experimentado insistentes restricciones a la libertad religiosa tanto del gobierno federal como de los gobiernos estatales que reciben fondos federales. Por ejemplo, en áreas tan diversas como la adopción, la educación, la atención de salud y otros servicios sociales, creencias morales y religiosas ampliamente extendidas, especialmente en cuanto a la protección de la vida humana y la preservación del matrimonio y la familia, han sido denostadas en los últimos años como fanatismo u hostilidad, y penalizadas en consecuencia. Pero el desacuerdo sobre cuestiones morales y religiosas no es discriminación; por el contrario, es el fruto inevitable y deseable de una sociedad civil libre y marcada por una genuina diversidad religiosa.

Continuaremos abogando para que el Congreso dé un alivio permanente en cuestiones de importancia crucial para las personas de fe. La libertad religiosa es un derecho fundamental que debe ser defendido por todas las ramas del gobierno y no estar sujeto a veleidades políticas. Como presidente de la Conferencia de Obispos, tuve la oportunidad de reunirme con el presidente Trump esta mañana en la Oficina Oval para abordar este y otros temas.

---

Etiquetas: Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, cardenal Daniel N. DiNardo, presidente Donald J. Trump, orden ejecutiva, libertad religiosa, mandato de cobertura de anticonceptivos del HHS, objeción de conciencia, aborto, seguro de salud, Congreso de los Estados Unidos, sociedad civil, sector público, gobierno federal, rama ejecutiva.

# # #

MEDIA CONTACT:
O: 202-541-3200


Viviendo como pueblo de Dios en tiempos difíciles

Published:  Wednesday, March 22, 2017, 6:57 AM

Una reflexión pastoral  del Comité Administrativo de la Conferencia de Obispos Católicos de los EE.UU.

WASHINGTON—El Comité Administrativo de la Conferencia de Obispos Católicos de los EE.UU. (USCCB)  ha emitido la siguiente reflexión pastoral en solidaridad con aquellos que se han visto obligados a abandonar sus hogares debido a la violencia, conflictos o miedo en su tierra natal. En la declaración, los obispos exhortan a cada uno de nosotros a hacer lo posible para acompañar a los migrantes y los refugiados que buscan una vida mejor en los Estados Unidos.

El texto completo de la declaración del Comité Administrativo de USCCB puede encontrarse a continuación:

La palabra de Dios está verdaderamente viva hoy. "Cuando un extranjero resida contigo en tu tierra, no lo maltratarás. Él será para ustedes como uno de sus compatriotas y lo amarás como a ti mismo, porque también ustedes fueron extranjeros en Egipto"(Lv. 19:33-34).

Vivir como pueblo de Dios es vivir en la esperanza de la resurrección. Vivir en Cristo es recurrir al amor sin límites de Jesús que nos fortifica contra la tentación del miedo. Oren para que nuestra participación en el debate sobre temas de inmigración y refugiados pueda traer paz y consuelo a los más afectados por cambios actuales y propuestos en la política nacional.

No debemos de perder de vista el hecho de que detrás de cada política está la historia de una persona en busca de una vida mejor. Pueden ser una familia inmigrante o refugiados haciendo sacrificios para que sus hijos tengan un mejor futuro. Como pastores de una Iglesia peregrina, no nos cansaremos de decirle a las familias que tienen el valor de salir desde su desesperación hacia el camino de la esperanza: "Estamos con ustedes". También puede tratarse de una familia que busca seguridad debido a una creciente amenaza de violencia extremista. Es necesario proteger a los Estados Unidos de una manera que no nos haga perder nuestra humanidad.

Un intenso debate es esencial para una democracia saludable, pero la retórica del miedo no es útil. Cuándo nos vemos los unos a otros, ¿vemos con el corazón de Jesús?  Dentro de nuestros diversos orígenes se encuentran sueños comunes para nuestros hijos. Teniendo esperanza en la próxima generación es cómo la nación se dará cuenta de su lema fundacional, "de muchos, uno". Al hacerlo, también nos daremos cuenta de la esperanza de Dios para todos sus hijos: que nos veamos mutuamente como apreciados hermanos y hermanas sin importar raza, religión u origen nacional.

Nuestro Señor y Salvador Jesucristo, la palabra hecha carne (Jn. 1:14), nos fortalece para practicar estas palabras en nuestras vidas. ¿Cómo podríamos, como católicos y en nuestra propia manera, poner en práctica nuestras palabras de solidaridad para los migrantes y refugiados?

Orar para poner fin a las causas del odio y la violencia que obligan a padres y madres a abandonar el único hogar que conocen en busca de seguridad económica y física para sus hijos.

Reunirse con miembros de sus parroquias que son recién llegados, escuchen sus historias y compartan las suyas. Cientos de parroquias católicas en todo el país tienen programas para inmigrantes y refugiados para consolarlos y ayudarlos a conocer sus derechos. También es importante acercarse en diálogo amoroso a los que puedan estar en desacuerdo con nosotros. Mientras entendamos mejor las preocupaciones de los demás, mejor podremos servir unos a otros. Juntos, somos un solo cuerpo en Cristo.

Llame, escriba o visite a su representante electo y pídales que encuentren una solución para el fallido sistema migratorio de una manera que proteja nuestra seguridad y nuestra humanidad a través de una generosa oportunidad para la inmigración legal.

Como dijo el Papa Francisco, "migrar es expresión del anhelo intrínseco a la felicidad precisamente de cada ser humano, felicidad que es buscada y perseguida. Para nosotros cristianos, toda la vida terrena es un caminar hacia la patria celeste."

---

Etiquetas: Conferencia de Obispos Católicos de los EE.UU., USCCB, Comité Administrativo, Papa Francisco, migración, refugiados, familias, Iglesia peregrina, violencia extremista, democracia, seguridad de Estados Unidos, solidaridad

# # #

MEDIA CONTACT:

Norma Montenegro Flynn


PRESIDENTE DEL COMITÉ PARA MIGRACIONES DE LA USCCB SE OPONE ENÉRGICAMENTE A ORDEN EJECUTIVA PORQUE DAÑA A FAMILIAS VULNERABLES DE REFUGIADOS E INMIGRANTES

Published:  Monday, February 06, 2017, 8:17 AM

WASHINGTON—El Presidente Donald J. Trump emitió una Orden Ejecutiva dirigida al programa de admisión de refugiados a los Estados Unidos y a la migración al país, en general. Esta Orden Ejecutiva prácticamente cierra el programa de admisión de refugiados por 120 días, reduce el número de refugiados que pudiesen ser admitidos este año a los Estados Unidos de 110,000 a 50,000 individuos y suspende indefinidamente el reasentamiento de los refugiados sirios. Además, da prioridad a las minorías religiosas que padecen de persecución religiosa,  y reduce la prioridad de  todas las demás personas que huyen de la persecución; prohíbe temporalmente la admisión de personas a los Estados Unidos que provienen de un número de países de especial preocupación (en su mayoría, musulmanes); e impone un nuevo proceso de selección, aún por determinarse, para todas las personas que desean ingresar a los Estados Unidos.

Respecto a la Orden Ejecutiva para detener y reducir la admisión, el Obispo Joe S. Vásquez, de Austin, Texas, presidente del Comité  sobre Migración, manifestó:

"Estamos en profundo n desacuerdo con la Orden Ejecutiva que impide la admisión de refugiados. Creemos que hoy, más que nunca, acoger a los recién llegados y a los refugiados es un acto de amor y de esperanza. Nosotros continuaremos manteniendo una relación con la nueva administración, así como lo hemos hecho con todas las administraciones anteriores a lo largo de nuestro actual programa de refugiados, el cual tiene ya casi cuarenta años. Trabajaremos arduamente, en colaboración con Caridades Católicas, para asegurar que los refugiados sean acogidos humanamente sin sacrificar nuestra seguridad o nuestros valores fundamentales como estadounidenses y para asegurar que las familias sean reunificadas con sus seres queridos".

Respecto a la prohibición de refugiados sirios en la Orden Ejecutiva y la priorización de las minorías religiosas que sufren persecución religiosa, el Obispo Vásquez añadió:

"Por mucho tiempo, los Estados Unidos han proveído liderazgo en el reasentamiento de refugiados. Nosotros creemos que debemos ayudar a todos los que son vulnerables y que están huyendo de la persecución, independientemente de su religión. Esto incluye a cristianos, así como también a musulmanes yazidíes y shiítas en Siria, a rohinyás en Birmania y a otras minorías religiosas. Sin embargo, necesitamos proteger a todos nuestros hermanos y hermanas de toda creencia, incluyendo a los musulmanes quienes han perdido a su familia, su hogar y su país. Ellos son hijos de Dios y tienen el derecho a ser tratados con dignidad como seres humanos. Creemos que ayudando a reubicar a los más vulnerables, estamos viviendo nuestra fe cristiana como Jesús nos ha retado a hacer".

Continuando, luego del anuncio, el Obispo Vásquez concluyó:

"Hoy, más de 65 millones de personas en todo el mundo han sido obligadas a abandonar sus hogares. Dado a este extraordinario nivel de sufrimiento, los obispos católicos en los Estados Unidos redoblarán su apoyo y sus esfuerzos para proteger a todos aquellos que huyen de la persecución y de la violencia como parte de las labores universales y constantes de la Iglesia en esta área de preocupación".

# # #
CONTACTO CON LOS MEDIOS:
O: 202-541-3200


Presidente y vicepresidente de Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos se pronuncian en defensa de todas las religiones en respuesta a orden ejecutiva sobre refugiados

Published:  Tuesday, January 31, 2017, 3:26 AM

 ¿Cuándo te vimos forastero y te acogimos?
Mateo 25:38

WASHINGTON—El cardenal Daniel N. DiNardo, de Galveston-Houston, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB), y el arzobispo José H. Gómez, de Los Ángeles, vicepresidente de la USCCB, han emitido la siguiente declaración conjunta con respecto a la reciente orden ejecutiva sobre la nueva política de refugiados anunciada por el presidente Donald Trump el pasado viernes. La orden ejecutiva del presidente Trump suspende la entrada de refugiados a los Estados Unidos durante 120 días. La orden también detiene indefinidamente la admisión de refugiados sirios y, durante 90 días, bloquea el ingreso de personas de siete países predominantemente musulmanes.

A continuación la declaración conjunta completa:

Durante los últimos días, muchos hermanos obispos han hablado en defensa del pueblo de Dios. Estamos agradecidos por su testimonio. Ahora, invitamos a todos los fieles católicos a sumarse a nosotros a unir nuestras voces con todos los que hablan en defensa de la dignidad humana.

El vínculo entre cristianos y musulmanes se basa en la fuerza inquebrantable de la caridad y la justicia. En Nostra Aetate, el Concilio Vaticano II nos instó a trabajar sinceramente por un entendimiento mutuo en el que todos "procuren y promuevan unidos la justicia social, los bienes morales, la paz y la libertad para todos los hombres". La Iglesia no renunciará en su defensa de nuestros hermanos y hermanas de todas las religiones que sufren a manos de perseguidores despiadados.

Los refugiados que huyen del ISIS y otros grupos extremistas están sacrificando todo lo que tienen en nombre de la paz y la libertad. A menudo podrían ser perdonados si tan sólo se rindieran a la visión violenta de sus torturadores. Sin embargo, se mantienen firmes en su fe. Muchos constituyen familias, no diferentes de la de usted o de la mía, que buscan protección y seguridad para sus hijos. Nuestra nación debe acogerlos como aliados en una lucha común contra el mal. Tenemos que estar vigilantes para detectar infiltrados que quisieran hacernos daño, pero siempre debemos ser igualmente vigilantes a la hora de acoger amigos.

El Señor Jesús huyó de la tiranía de Herodes, fue falsamente acusado y luego abandonado por sus amigos. No tenía dónde reclinar su cabeza (Lc 9:58). Acoger al extranjero y a los que están huyendo no es una opción entre muchas en la vida cristiana. Es la forma misma del cristianismo en sí. Nuestras acciones deben hacer que la gente recuerde a Jesús. Las acciones de nuestro gobierno deben hacer que la gente recuerde la humanidad básica. Cuando nuestros hermanos y hermanas sufran rechazo y abandono, nosotros elevaremos nuestra voz en su favor. Los acogeremos y los recibiremos. Ellos son Jesús, y la Iglesia no se apartará de Él.

Nuestro deseo no es entrar en el terreno político, sino anunciar a Cristo vivo en el mundo de hoy. En el momento mismo en que una familia abandona su hogar bajo amenaza de muerte, Jesús está presente. Y Él nos dice a cada uno de nosotros: "todo lo que hicieron por uno de estos mis hermanos más pequeños, lo hicieron por mí" (Mt 25:40).

-----
Palabras clave: USCCB, Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, cardenal Daniel DiNardo, arzobispo José H. Gómez, presidente Donald Trump, orden ejecutiva, política de refugiados, cristianismo, fe musulmana, dignidad humana, refugiados sirios, justicia social, humanidad.
# # #
CONTACTO CON LOS MEDIOS
Norma Montenegro Flynn
O: 202-541-3200


Presidente del Comité sobre Migración de la USCCB responde a orden ejecutiva de administración Trump sobre ciudades santuarios

Published:  Friday, January 27, 2017, 8:30 AM

 WASHINGTON—Mons. Joe S. Vásquez, obispo de Austin, Texas, y presidente del Comité sobre Migración de los Obispos de los Estados Unidos, ha emitido la siguiente declaración en respuesta a la orden ejecutiva de ayer firmada por el presidente Donald Trump. La orden ejecutiva negaría fondos federales a las jurisdicciones que decidan no cooperar con los esfuerzos federales para deportar inmigrantes indocumentados. Mons. Vásquez dice que esta norma podría ser perjudicial para las relaciones locales entre las comunidades y las autoridades del orden en que la construcción de confianza y relaciones de apoyo con las comunidades inmigrantes es esencial para reducir la delincuencia y ayudar a las víctimas.

A continuación la declaración completa:

Comparto la preocupación que todos sentimos cuando alguien es víctima de un delito, especialmente cuando el autor de ese delito es alguien que se encuentra en los Estados Unidos sin autorización. Exhorto a nuestras autoridades electas locales, estatales y federales a que trabajen juntas de una manera bipartidista para asegurar que todas las personas —ciudadanos estadounidenses y recién llegados por igual— estén protegidas de individuos que representan una amenaza para la seguridad nacional o pública. Sin embargo, me preocupa la orden ejecutiva emitida por el presidente el 25 de enero de 2017. Esta orden obligaría a todas las jurisdicciones a aceptar un régimen único general que podría no ser el mejor para sus jurisdicciones particulares.

Creemos en el valor intrínseco de la subsidiariedad y, como líderes espirituales que ministramos y vivimos todos los días en nuestras comunidades, reconocemos la importancia de las relaciones entre las autoridades del orden locales y las personas de las comunidades puestas bajo su vigilancia. Mis hermanos obispos y yo trabajamos para movilizar la participación tanto de las autoridades del orden locales como de las comunidades de inmigrantes y ayudar a fomentar el diálogo entre ellas. Sabemos que las relaciones de cooperación entre las autoridades del orden y las comunidades de inmigrantes son vitales. Temo que esta orden ejecutiva pueda ser perjudicial para esa necesidad vital.

Tengo un enorme respeto y valoro a nuestros agentes federales del orden que arriesgan su vida todos los días para hacer cumplir nuestras leyes de inmigración. También reconozco que puede haber situaciones en las que los gobiernos locales sientan que necesitan fomentar una relación con sus comunidades trabajando con las víctimas o testigos de delitos sin inculcar el temor de que, al presentarse a denunciar tales delitos, ellos o sus familiares serán entregados a las autoridades de inmigración.

Como escribió elocuentemente el arzobispo Salvatore Cordileone en julio de 2015 ante la tragedia acaecida en la Arquidiócesis de San Francisco: "A largo plazo, y conjuntamente con mis compañeros obispos, exhorto al Congreso y a la Administración a que trabajen juntos para reparar de manera integral el defectuoso sistema de inmigración de nuestra nación, un sistema que divide a las familias y socava la dignidad humana. Esta reforma, largamente demorada, debe preservar la unidad familiar, garantizar el debido proceso legal, proteger a los que huyen de la persecución y asegurar la integridad de las fronteras de nuestra nación".


---
Palabras clave: USCCB, Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, Comité sobre Migración, obispo Joe S. Vásquez, ciudades santuarios, indocumentados, migrantes, inmigrantes, administración Trump, orden ejecutiva, autoridades del orden, comunidad, seguridad pública.
# # #
CONTACTO CON LOS MEDIOS:
Judy Keane
O: 202-541-3200


Presidente del Comité sobre Migración se opone firmemente al anuncio de la administración de construir un muro en la frontera Estados Unidos-México, y aumentar las fuerzas de detención y deportación

Published:  Thursday, January 26, 2017, 8:49 AM

WASHINGTON—El presidente Donald J. Trump emitió el 25 de Enero órdenes ejecutivas para construir un muro en la frontera entre los Estados Unidos y México, aumentar significativamente la detención y deportación de inmigrantes, e ignorar, prevenir o anular las resoluciones de las autoridades estatales y locales sobre la mejor manera de proteger sus comunidades.

La frontera entre los Estados Unidos y México, que abarca aproximadamente 3,200 kilómetros, tiene ya unos 1,100 kilómetros de vallas y barreras que fueron construidas durante la administración de George W. Bush. En respuesta a la decisión de construir un muro en la frontera entre los Estados Unidos y México, Mons. Joe Vásquez, presidente del Comité sobre Migración y obispo de la Diócesis de Austin, declaró:

"Estoy desalentado al ver que el presidente ha priorizado la construcción de un muro en nuestra frontera con México. Esta acción pondrá la vida de los inmigrantes innecesariamente en peligro. La construcción de dicho muro sólo hará que los migrantes, especialmente mujeres y niños vulnerables, estén más indefensos ante traficantes y contrabandistas. Además, la construcción de tal muro desestabiliza a las muchas comunidades vibrantes y bellamente interconectadas que viven pacíficamente a lo largo de la frontera. En vez de construir muros, en este momento, mis hermanos obispos y yo continuaremos siguiendo el ejemplo del papa Francisco. Buscaremos 'construir puentes entre los pueblos, puentes que nos permitan derribar los muros de la exclusión y la explotación'".

En relación con el anuncio del planeado incremento de las fuerzas encargadas de la detención y deportación de inmigrantes, Mons. Vásquez agregó:

"El anunciado aumento del espacio de detención de inmigrantes y las actividades de control sobre la inmigración es alarmante. Desintegrará familias y generará temor y pánico en las comunidades. Si bien respetamos el derecho de nuestro gobierno federal a vigilar nuestras fronteras y garantizar la seguridad de todos los estadounidenses, no creemos que una escalada tan grande de detención de inmigrantes y la intensificación de los controles en las comunidades de inmigrantes sea la manera de alcanzar esos objetivos. Por el contrario, seguimos firmes en nuestro compromiso con una reforma integral, compasiva y basada en el sentido común. Tememos que las políticas anunciadas hoy hagan mucho más difícil que los vulnerables tengan acceso a la protección en nuestro país. Todos los días en nuestros ministerios mis hermanos obispos y yo somos testigos de los nocivos efectos de la detención de inmigrantes. Experimentamos el dolor de las familias separadas que luchan por mantener una apariencia de vida familiar normal. Vemos a niños traumatizados en nuestras escuelas y en nuestras iglesias. Las políticas anunciadas hoy sólo trastocarán aún más la vida de las familias inmigrantes".

Dando un paso adelante después del anuncio, Mons. Vásquez señaló:

"Seguiremos apoyando y solidarizándonos con las familias inmigrantes. Recordamos a nuestras comunidades y a nuestra nación que estas familias tienen un valor intrínseco como hijos de Dios. Y a todos los afectados por la decisión de hoy, estamos aquí para caminar con ustedes y acompañarlos en este viaje".
---
Etiquetas: USCCB, Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, Comité sobre Migración, obispo Joe S. Vásquez, muro fronterizo, ciudades santuarios, indocumentados, migrantes, inmigrantes, administración Trump, frontera Estados Unidos-México
# # #
CONTACTO CON LOS MEDIOS:
Norma Montenegro Flynn
O: 202-541-3200


Mensaje del presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos y respuesta al mensaje por video del papa Francisco durante la Semana Nacional de la Migración, 8-15 de enero

Published:  Thursday, January 12, 2017, 7:26 AM

WASHINGTON—La siguiente declaración ha sido emitida por el cardenal Daniel N. DiNardo, de Galveston-Houston, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB, por sus siglas en inglés) en apoyo al mensaje por video del papa Francisco emitido durante la Semana Nacional de la Migración. La Semana Nacional de la Migración es una oportunidad para reconocer las contribuciones de inmigrantes, refugiados, migrantes y sobrevivientes de la trata de personas en nuestras comunidades, así como para resaltar el trabajo de la Iglesia en el servicio y acompañamiento a los recién llegados. El tema de la Semana Nacional de la Migración 2017 llama la atención sobre el llamado del papa Francisco a crear una cultura de encuentro. Hoy, al final de una misa como parte de las celebraciones por la Semana Nacional de la Migración, la Arquidiócesis de Los Ángeles reprodujo el mensaje por video. El mensaje del Papa Francisco esta disponible en el minute 56 del video en: www.facebook.com/NOELDIAZESNE


La declaración del cardenal DiNardo es la siguiente:

Esta semana, tanto en las grandes catedrales como en las pequeñas iglesias parroquiales de todo el país, las personas de fe están celebrando la Semana Nacional de la Migración orando y compartiendo. Esta mañana en Los Ángeles, el papa Francisco se sumó a esa oración con un mensaje especial por video. Fue un excelente recordatorio de cómo la Iglesia universal nos congrega, sin importar nuestra posición en la vida, como un solo cuerpo en Cristo.

En los días y semanas que vienen, habrá un intenso debate sobre la reforma migratoria y la política de refugiados. En última instancia, la pregunta es esta: ¿Tratará nuestra nación a todos los migrantes y refugiados, con independencia de su origen nacional o religión, de una manera que respete su dignidad inherente como hijos de Dios? El papa Francisco nos recuerda que todos somos iguales ante Dios. En igual medida, necesitamos y podemos recibir la gran misericordia de Dios. Esto es lo que nos hace hermanos y hermanas, sin importar cómo escojamos dividirnos.  

Lograr "una sola nación bajo Dios" no siempre ha sido fácil, pero cada periodo anterior de inmigración ha fortalecido en última instancia nuestra sociedad. Aquellos que buscan hacernos daño deben ser mantenidos fuera de nuestras costas, pero aquellos que huyen de la persecución necesitados de esperanza y dispuestos a ayudarnos a construir un mejor Estados Unidos deben ser bienvenidos. No debemos hundirnos en la oscuridad del aislamiento. Una reforma migratoria integral y una política humanitaria de refugiados son igualmente necesarias y posibles. Aunamos nuestra voz con el Santo Padre y la Iglesia universal en un permanente testimonio del amor que nos une, orando por la fortaleza para resistir el miedo que nos divide.
---
Palabras clave: Papa Francisco, Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, USCCB, Semana Nacional de la Migración, Los Ángeles, mensaje papal por video, una sola nación bajo Dios, misericordia, inmigración, refugiados, reforma migratoria integral, trata de personas, política humanitaria de refugiados, oración, unidad.

# # #
CONTACTO CON LOS MEDIOS:
202-541-3202

17-007 Spanish

 


Colecta para la Iglesia en América Latina se realizará el 21-22 de enero

Published:  Monday, January 09, 2017, 4:17 AM

WASHINGTON—La Colecta anual para la Iglesia en América Latina se llevará a cabo en muchas diócesis durante el fin de semana del 21 al 22 de enero. Esta colecta ha existido por más de 50 años como una muestra de solidaridad de la Iglesia en Estados Unidos con aquellas en América Latina y el Caribe.

"Mediante esta colecta, los católicos en los Estados Unidos caminamos en solidaridad con nuestros hermanos y hermanas en América Latina y el Caribe", dijo el obispo Eusebio Elizondo, M.Sp.S., obispo auxiliar de Seattle y presidente del Subcomité para la Iglesia en América Latina. "Esta importante colecta muestra nuestra unidad con nuestros hermanos y hermanas en la fe".


La colecta financia la labor del Subcomité para la Iglesia en América Latina otorgando subvenciones para una variedad de labores pastorales tales como la capacitación de liderazgo laico, la formación de seminaristas y religiosos, el ministerio en prisiones y la pastoral juvenil. Todas estas labores ayudan a los católicos a compartir su fe.


Los recursos sobre la Colecta que se pueden compartir los pueden encontrar en: www.usccb.org/latin-america/collection.


El Subcomité para la Iglesia en América Latina supervisa la colecta y el programa anual de subvenciones como parte del Comité de la USCCB para las Colectas Nacionales. Los recursos adicionales para conocer más sobre la colecta y los proyectos que ésta financia incluyen un mapa interactivo, un vídeo sobre la historia de la colecta, y un informe anual. La página inicial para la colecta es www.usccb.org/latin-america.

---
Etiquetas: América Latina, juventud, clero, formación laica, Colecta para la Iglesia en América Latina, Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, USCCB, catequesis, subvenciones, Obispo Eusebio Elizondo

# # #
CONTACTO PARA LOS MEDIOS:
Norma Montenegro Flynn
O: 202-541-3202


17-004Spanish




 


Celebrando la Semana Nacional de la Migración – Mensaje del Presidente y Vice Presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los EEUU

Published:  Friday, January 06, 2017, 3:21 AM

WASHINGTON—La siguiente es una declaración conjunta del Cardenal Daniel DiNardo de Galveston-Houston, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB) y el Arzobispo José H. Gomez de Los Angeles, vicepresidente de USCCB sobre la Semana Nacional de la Migración a celebrarse del 8 al 14 de enero.

El mensaje completo sigue:


Empezando el domingo, la Iglesia Católica en los Estados Unidos celebrará la Semana Nacional de la Migración. La celebración comenzó hace más de 25 años como una manera de reflexionar sobre las muchas formas en que inmigrantes y refugiados han contribuido con nuestra iglesia y nuestra nación. Este año, estamos invitados a crear una cultura de encuentro donde los ciudadanos viejos y nuevos, junto a los inmigrantes recientes y de hace mucho tiempo, pueden compartir uno con el otro sus esperanzas de una vida mejor. Jesús, María y José conocían la vida como refugiados, así que también empecemos este encuentro dentro de nuestras propias familias.

La migración es, más que nada, un acto de gran esperanza. Nuestros hermanos y hermanas que se ven obligados a migrar sufren separaciones familiares devastadoras y a menudo enfrentan condiciones económicas desesperantes al punto que no pueden mantener un nivel de vida muy básico. Los refugiados huyen de sus países debido a guerras y persecuciones que los inspiran a arriesgarlo todo por una oportunidad de vivir en paz. Como católicos en los Estados Unidos, la mayoría de nosotros puede encontrar historias en nuestras propias familias de padres, abuelos o bisabuelos que han dejado el viejo país por un futuro prometedor en Estados Unidos. Toma tiempo en esta Semana de la Migración para buscar esas historias. Debemos recordar esos momentos cuando nuestros seres queridos se vieron obligados a buscar la misericordia de los demás en una nueva tierra.

Los estadounidenses tienen un gran patrimonio de dar la bienvenida al recién llegado que está dispuesto a ayudar a construir una mejor sociedad para todos. En ocasiones, el miedo y la intolerancia han puesto a prueba ese patrimonio. Ya sea que emigraron de Irlanda, Italia o muchos otros países, las generaciones anteriores enfrentaron intolerancia. Gracias a Dios, nuestra nación creció más allá de esas divisiones para encontrar fuerza en la unidad y la inclusión. Hemos valorado las palabras de la escritura, "no se olviden de practicar la hospitalidad, ya que gracias a ella, algunos, sin saberlo, hospedaron a los ángeles."(Heb 13:2).

Esta Semana Nacional de Migración es una oportunidad para acoger la importante labor de seguir asegurando la frontera, de dar la bienvenida al extranjero y servir a los más vulnerables– todos los componentes de una política humana de inmigración.

---
Etiquetas: USCCB, Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, Cardenal Daniel DiNardo, Semana Nacional de la Migración, inmigración, inmigrantes, refugiados, frontera

# # #
Norma Montenegro Flynn
O: 202-541-3202


Fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe será un Día de Oración y Solidaridad con Familias de Inmigrantes

Published:  Friday, December 02, 2016, 2:22 AM

 WASHINGTON —Un Día de Oración centrado en la difícil situación de los refugiados y migrantes se llevará a cabo en todos los Estados Unidos el 12 de diciembre de 2016, la Fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe. Será un momento para poner ante un Dios misericordioso las esperanzas, los miedos y las necesidades de todas aquellas familias que han venido a los Estados Unidos buscando una vida mejor.

"A medida que la Navidad se acerca y especialmente en esta fiesta de Nuestra Señora, se nos recuerda cómo nuestro salvador Jesucristo no nació en la comodidad de su propio hogar, sino en un pesebre desconocido", dijo el cardenal Daniel DiNardo, arzobispo de Galveston-Houston y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB). "A todas aquellas familias separadas y lejos de su hogar en tiempos de incertidumbre, les decimos que nos unimos a ustedes en una oración por consuelo y alegría en esta temporada de Adviento", añadió el cardenal DiNardo.

Se celebrarán servicios de oración y misas especiales en muchas diócesis de todo el país mientras la Iglesia Católica sigue acompañando a migrantes y refugiados que buscan una oportunidad para proveer a sus familias. Si no pueden asistir o no hay una cerca de ustedes, los católicos están invitados a ofrecer oraciones donde quiera que estén. Por ejemplo, la oficina de Servicios de Migración y Refugiados (MRS) de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos también ha desarrollado un Rosario bíblico titulado "Unidad en la Diversidad" que contiene oraciones para migrantes y refugiados en www.justiceforimmigrants.org/documents/Scriptural-Rosary-Eng.pdf.

"Muchas familias se preguntan cómo podrían afectarlas los cambios en la política migratoria", dijo el arzobispo José H. Gómez de Los Ángeles, vicepresidente de la USCCB. "Queremos que sepan que la Iglesia está con ellas, que ofrece oraciones en su nombre y que está monitoreando activamente los acontecimientos a nivel diocesano, estatal y nacional para abogar eficazmente en su nombre".

En los próximos días, la USCCB desarrollará recursos pastorales adicionales, que reflejarán la activa colaboración de diversos comités de la USCCB cuyos mandatos tocan las preocupaciones de los migrantes y refugiados. Estos esfuerzos continuarán siguiendo los principios básicos contenidos en Juntos en el camino de la esperanza ya no somos extranjeros, la carta pastoral del 2003 emitida conjuntamente por los obispos de los Estados Unidos y de México. Un folleto que presenta y resume este documento está disponible en español en: www.usccb.org/about/migration-and-refugee-services/national-migration-week/upload/Broc-Sp.pdf y en inglés http://www.usccb.org/about/migration-and-refugee-services/national-migration-week/upload/Broch-Eng-15-31-04-2.pdf
----
Etiquetas: Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, USCCB, Día de Oración, Fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe, Cardenal Daniel N. DiNardo, Arzobispo José H. Gómez, servicios de migración y refugiados, Adviento, misericordia, unidad, solidaridad.

# # #
MEDIA CONTACT:
Norma Montenegro Flynn
O: 202-541-3200


Colecta para la Iglesia en América Latina otorga la cifra record de $3.8 millones en subvenciones

Published:  Tuesday, November 29, 2016, 8:11 AM

WASHINGTON—El Subcomité de USCCB para la Iglesia en América Latina aprobó 204 subvenciones por un total de $3.8 millones en su reunión del 12 de noviembre en Baltimore, Maryland. El total de subvenciones otorgadas este año ascendió a la histórica cantidad de más de $8 millones de dólares.

Los proyectos aprobados apoyan la labor pastoral de la Iglesia en países de toda América Latina y el Caribe. Entre las subvenciones aprobadas esta vez se encuentra una de casi medio millón de dólares que se ha otorgado para la reconstrucción de iglesias en Ecuador luego del terremoto de abril del 2016.

"Las enseñanzas y el cuidado pastoral de la Iglesia Católica deberían ser accesibles a todos pero, para muchos en América Latina y el Caribe, la ubicación, la geografía o las condiciones económicas les dificulta participar en la vida de la Iglesia", dijo monseñor Eusebio Elizondo, obispo auxiliar de Seattle y presidente del Subcomité. "Estas subvenciones llevan la fe a aquellos que se encuentran al margen, uniéndonos aquí en los Estados Unidos de manera especial con nuestros hermanos y hermanas que viven en la periferia en América Latina y el Caribe. La cifra récord de dinero que se ha otorgado este año solo ha sido posible mediante la generosidad de muchos católicos comprometidos en nuestro país".

Las subvenciones aprobadas financian proyectos como la capacitación de líderes laicos, la formación de seminaristas y de religiosos, ministerio en prisiones y pastoral juvenil, incluyendo los siguientes proyectos:

″   En Cuba, la Arquidiócesis de La Habana, recibió una subvención para impartir capacitación en bioética a diáconos permanentes para que puedan acompañar y formar a los fieles de acuerdo a las enseñanzas de la Iglesia acerca del aborto, la eutanasia y otros asuntos. En este programa, participarán veinte diáconos en 10 talleres y darán su apoyo a los ministerios en parroquias y en casas misioneras en la periferia de La Habana.

″   En Guatemala, la Parroquia de San Pedro y San Pablo sirve a 17 comunidades diversas, tanto étnicas, sociales y económicas que cuentan con poca educación formal o religiosa. Esta parroquia recibió una subvención para capacitar a adultos y a jóvenes para que sean líderes en formación cristiana y coordinadores de pequeñas comunidades de fe. Los catequistas también recibirán capacitación para preparar a adultos y a niños en la recepción de los sacramentos. En general, este proyecto capacitará a más de 400 laicos comprometidos.

″   También fueron aprobadas varias subvenciones extraordinarias para ayudar después de la destrucción dejada por el paso del Huracán Matthew en Haití y en Cuba, así como también para la Iglesia en Ecuador a fin de ayudar con la reconstrucción o la reparación de cuatro iglesias dañadas por el terremoto de este año.

″   Se aprobó también una subvención para la reconstrucción de una iglesia parroquial en la Arquidiócesis de Puerto Príncipe. Esta subvención es parte de los fondos recibidos de la Colecta Especial para Haití que se hizo después del terremoto de 2010.

"Los católicos estadounidenses no solo están unidos en oración y en solidaridad con los fieles en otros países sino que también los beneficiarios de estas subvenciones a menudo oran por sus hermanos y hermanas en los Estados Unidos", agregó el obispo Elizondo.

Las subvenciones son financiadas por la Colecta anual para la Iglesia en América Latina, la cual celebró su 50° aniversario a principios de este año. La colecta del 2017 está programada para el cuarto domingo de enero aunque algunas diócesis la realizan en otras fechas. El Subcomité para la Iglesia en América Latina supervisa la colecta y el programa anual de subvenciones como parte del Comité de la USCCB para las Colectas Nacionales. Pueden encontrar más información sobre la Colecta para la Iglesia en América Latina y la gran cantidad de subvenciones que ésta apoya, así como los recursos para su promoción en todo el país, entrando a www.usccb.org/latin-america.
---
Etiquetas: América Latina, juventud, clero, formación de laicos, Colecta para la Iglesia en América Latina, Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, USCCB, catequistas, subvenciones, Asamblea General, Subcomité para la Iglesia en América Latina, Colecta especial para Haití, Obispo Eusebio Elizondo

# # #
CONTACTO PARA LOS MEDIOS:
Norma Montenegro Flynn
O: 202-541-3200


‘Estamos con ustedes’ dicen obispos de EE.UU. al llamar a funcionarios electos y estadounidenses a trabajar juntos y acoger a refugiados e inmigrantes sin sacrificar valores fundamentales, seguridad

Published:  Thursday, November 17, 2016, 7:14 AM

BALTIMORE—En el primer día de la Asamblea General de Otoño, el Arzobispo Joseph E. Kurtz de Louisville, Kentucky, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los EE.UU., exhortó a sus compañeros obispos a apoyar la declaración post-electoral brindada por el Obispo Eusebio Elizondo, obispo auxiliar de Seattle y presidente del Comité sobre Migración de USCCB. Monseñor Kurtz repitió estas palabras a los hermanos y hermanas en Cristo que vienen al país en busca de una mejor vida: "Estamos con ustedes".

A continuación la declaración completa emitida originalmente el 11 de noviembre, y ahora apoyada por el cuerpo de obispos.

Obispo Eusebio Elizondo, Obispo Auxiliar de of Seattle
Presidente, Comité sobre Migración, Conferencia de Obispos Católicos de los EE.UU.

Primero, deseamos felicitar al presidente electo Donald J. Trump y apoyarlo en todos los esfuerzos para trabajar juntos a fin de promover el bien común, especialmente, aquellos que protejan a los más vulnerables entre nosotros. Yo, personalmente, prometo mis oraciones por el señor Trump, por todos los funcionarios electos y por aquellos que trabajarán en la nueva administración. Les ofrezco unas palabras especiales a las familias de los migrantes y refugiados que viven en los Estados Unidos: les aseguro nuestra solidaridad y nuestro constante acompañamiento mientras trabajan por una vida mejor.

Nosotros creemos que la unidad familiar es la piedra angular de la sociedad, por tanto, es vital proteger la integridad de la familia. Por esta razón, recordemos que detrás de toda "estadística" hay una persona que es madre, padre, hijo, hija, hermana o hermano y que tiene su dignidad como hijo o hija de Dios. Oremos para que, al iniciar su función de liderar a nuestro país, esta administración reconozca las contribuciones de los refugiados y de los inmigrantes para la prosperidad y bienestar general de nuestra nación. Nosotros trabajaremos para promover unas políticas humanitarias que protejan la inherente dignidad de los refugiados y los inmigrantes, que mantengan unidas a las familias y que honren y respeten las leyes de esta nación.

Parte de nuestra identidad como católicos es servir y acoger a las personas que huyen de la violencia y del conflicto en varias partes del mundo. La Iglesia continuará con esta tradición que salva muchas vidas. Hoy, con más de 65 millones de personas que están siendo desplazadas forzosamente de sus hogares, la necesidad de acoger a los refugiados y de ofrecerles una liberación de la persecución es más imperiosa que nunca y nuestras 80 diócesis en todo el país están deseosas de continuar con este maravilloso acto de acompañamiento nacido de nuestra

fe cristiana. Estamos dispuestos a trabajar con una nueva administración para seguir garantizando que los refugiados sean acogidos humanamente sin sacrificar nuestra seguridad o nuestros valores fundamentales como estadounidenses. El deber de acoger y de proteger a los recién llegados, especialmente a los refugiados, es parte integral de nuestra misión para ayudar a nuestros vecinos necesitados.

Oramos por el presidente electo Trump y por todos los líderes en la vida pública para que ellos asuman con gracia y con valentía las responsabilidades que se les ha confiado. Que todos nosotros, como católicos y como estadounidenses, permanezcamos como una nación en solidaridad con las personas necesitadas y como un pueblo hospitalario que trate a los demás como quisiera ser tratado.
---

Etiquetas: USCCB, Obispo Eusebio Elizondo, Donald J. Trump, migrantes, refugiados, inmigración, Comité sobre Migración, Conferencia de Obispos Católicos de los EE.UU.


# # #

MEDIA CONTACT:
Norma Montenegro Flynn
O: 202-541-3200


Nuevo estudio sobre la diversidad cultural de la Iglesia Católica muestra creciente realidad multicultural en las parroquias

Published:  Tuesday, November 15, 2016, 8:52 AM

WASHINGTON—Las parroquias culturalmente diversas son las de más rápido crecimiento en los Estados Unidos, según un informe sobre la Diversidad Cultural en las parroquias católicas, presentado por Mons. Gustavo García-Siller, Arzobispo de San Antonio y presidente del Comité sobre la Diversidad Cultural en la Iglesia. El informe fue presentado el 15 de noviembre en Baltimore durante la Asamblea General de otoño de los Obispos Católicos de Estados Unidos.

"La Iglesia Católica en los Estados Unidos siempre ha sido una entidad muy diversa, pero es la primera vez que se han reunido todos los datos disponibles para pintar el mapa de esta diversidad en todo el país y en notable detalle," dijo el Arzobispo García-Siller. "Es también la primera vez que se mira la vida parroquial desde el punto de vista de la experiencia de la diversidad. Las parroquias multiculturales son un fenómeno creciente en los Estados Unidos. Por eso este estudio es tan fascinante e innovador."

El Centro de Investigación Aplicada en el Apostolado (CARA, por sus siglas en inglés) llevó a cabo el estudio, comisionado por la Secretaría de Diversidad Cultural de la Conferencia de Obispos Católicos en los EE.UU., en dos fases.

La primera fase identificó a las poblaciones y parroquias en los Estados Unidos, que se sabe que sirven a comunidades específicas de diversos grupos raciales, étnicos, culturales y/o lingüísticos utilizando una variedad de fuentes. En total, 6.332 (36 por ciento) de las parroquias fueron identificadas como multiculturales o sirviendo a estos grupos específicos de católicos.

La recién concluida segunda fase consistió en cuestionarios llenados en las bancas de algunas de estas parroquias multiculturales en los Estados Unidos. Más de 11.100 adultos completaron la encuesta que incluía preguntas sobre la raza o grupo étnico con que las personas se identifican, lenguaje primario hablado en el hogar, estado civil, vida sacramental, las actitudes de feligreses sobre diversidad cultural, comprensión de las diferentes culturas de la parroquia, recibimiento de nuevos feligreses, interacción con sacerdotes de diferentes orígenes culturales, si personal parroquial refleja la diversidad cultural de los feligreses, la tensión entre los diferentes grupos culturales, entre otros temas. Para facilitar y fomentar la participación, el estudio fue traducido a 20 idiomas a petición de los pastores locales.

Algunos de los resultados claves, en relación con las prácticas religiosas incluyen:

  • La mayor parte de los feligreses en las parroquias multiculturales (37 por ciento) son de la generación después del Vaticano Segundo (nacidos entre 1961 a 1981) y están entre las edades de 34 y 54.
  • Aquellos con niños en edad escolar en comunidades multiculturales y étnicas son mucho más propensos a inscribir a los niños en una escuela católica que la población católica en general. La inscripción es más común entre los participantes multirraciales y vietnamitas, y es menos común entre los padres hispanos o latinos nacidos en el extranjero.
  • Respecto a la participación religiosa, 83 por ciento de los encuestados han recibido su primera comunión y el 77 por ciento se han confirmado.
  • 76 por ciento se consideran "católicos activos." Nueve por ciento son "católicos que regresaron" después de haber dejado la fe por un período de tiempo. El ocho por ciento indican que se han "convertido" al catolicismo. Dos por ciento son "no católicos", y la mayoría de las veces asisten a la misa con un pariente católico. Cinco por ciento se consideran a sí mismos "católicos inactivos".
  • 67 por ciento de los encuestados están registrados con su parroquia y 83 por ciento dice que es su principal lugar de adoración.
  • Los encuestados negros o afroamericanos nacidos en Estados Unidos muestran mayor probabilidad de participar personalmente en múltiples ministerios o actividades (aparte de la asistencia a Misa).

En relación con la experiencia parroquial de diversidad para cada grupo, los resultados son:

  • Amplio acuerdo de mayoría entre todos los subgrupos que "tener personas de diferentes orígenes culturales enriquece a la parroquia."
  • Pocos se sienten como un forastero en su parroquia. El grupo que afirma sentirse así más a menudo son los feligreses hispanos o latinos nacidos en el extranjero (36% están de acuerdo).
  • Muchos están de acuerdo en que tienen un papel en la "toma de decisiones" de su parroquia. Los que tienen más probabilidades de "estar fuertemente en desacuerdo" con esto son los coreanos (51%) y los hispanos o latinos (28%).
  • Los feligreses nacidos en el extranjero están más interesados que los feligreses nacidos en Estados Unidos en afirmar que su parroquia debe proveer cuidado pastoral a los refugiados e inmigrantes.

CARA afirma que el estudio revela algunas tendencias importantes y proporciona las siguientes conclusiones:

  • La Iglesia Católica en los Estados Unidos es una de las instituciones más culturalmente diversas en el país y se hará aún más diversa en el futuro.
  • Las parroquias, escuelas y colegios, hospitales, organizaciones benéficas y otros ministerios necesitan adaptarse y prepararse para este crecimiento de la diversidad.
  • En las bancas, muchos de los que se sientes más cómodos con el crecimiento de la diversidad son aquellos que emigraron a los Estados Unidos, aunque los católicos afroamericanos son uno de los más propensos a decir que le dan la bienvenida a la diversidad en la parroquia y que la diversidad enriquece la vida de la parroquia.
  • Aquellos que son descendientes de anteriores olas de inmigración de Europa parecen ser los menos cómodos con la diversidad y menos dispuestos a participar en la vida parroquial más allá de asistir a la Misa.

Arzobispo García-Siller, pidió a los obispos que consideren cómo los datos hablan a sus realidades locales y cómo estos resultados pueden afectar la forma en que las diócesis locales planifican, establecen prioridades y asignan recursos para la continuación de la misión de la Iglesia. Él les recordó el llamado del Papa Francisco a una conversión pastoral y a poner toda la iglesia en un "estado permanente de misión".

El informe está disponible en: www.usccb.org/issues-and-action/cultural-diversity/upload/Cultural-Diversity-Summary-Report-October-2016.pdf.

---
Palabras clave: USCCB, Obispos de EE.UU., Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, Reunión de noviembre, Asamblea General de otoño, Baltimore, Comité de Diversidad Cultural en la Iglesia, Arzobispo Gustavo García-Siller, diversidad cultural, parroquias, Center for Applied Research in the Apostolate, CARA, multicultural, encuesta, estudio, hispano, Latino, asiático, afroamericano, coreanos, europeo, asistencia a Misa, católicos que han regresado

# # #

CONTACTO CON LOS MEDIOS

Norma Montenegro Flynn

O: 202-541-3202

16- 154spanish

HispMedia,SpanDD


Obispos estadounidenses lanzan proceso nacional misionero y de consulta con católicos latinos

Published:  Tuesday, November 15, 2016, 7:58 AM

BALTIMORE—Las diócesis católicas en todo el país participarán pronto en una consulta intensiva y esfuerzo misional llamado el Quinto Encuentro Nacional de Ministerio Hispano/Latino.  El tema principal del V Encuentro es: Discípulos Misioneros: Testigos del Amor de Dios, y deriva su inspiración directamente del Papa Francisco El objetivo principal del V Encuentro es discernir formas en que la Iglesia en los Estados Unidos puede responder mejor a la creciente presencia latina para ayudar a los hispanos católicos a fortalecer su identidad cristiana y su respuesta como discípulos misioneros para toda la iglesia.

El Encuentro comienza en el nivel de base y hace un llamado al desarrollo de iniciativas y recursos para servir mejor a la creciente población hispana a través de las diócesis, parroquias, movimientos eclesiales y otras organizaciones católicas e instituciones, al mismo tiempo que busca promover el desarrollo de líderes latinos dentro de la Iglesia.

"El V Encuentro es un tiempo de gracia", dijo el Mons. Nelson Pérez, obispo auxiliar de Rockville Centre, Nueva York, y presidente del Subcomité de Asuntos Hispanos de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB). "Es una gran oportunidad para la Iglesia de llegar a nuestros hermanos y hermanas hispanos con el mensaje de Cristo de esperanza y amor. Es un tiempo para escuchar, un tiempo para desarrollar relaciones significativas, un tiempo de aprendizaje y de dar frutos abundantes y un tiempo para regocijarse en el amor de Dios".

El informe de Mons. Pérez sobre el V Encuentro a la Asamblea General de otoño de los obispos católicos en Baltimore el 15 de noviembre, supone el lanzamiento oficial de esta amplia iniciativa de los obispos católicos que comenzará en las parroquias y diócesis en todo el país a principios del 2017 y continuará por varios años. Después de que se lleven a cabo los encuentros parroquiales, diocesanos y regionales de consulta, reflexión y acción misionera, el proceso llegará a su cenit en el V Encuentro Nacional que se celebrará a finales del mes de septiembre de 2018 en el área de Fort Worth, Texas, con aproximadamente 3.000 delegados de todas las diócesis participantes de la nación. Después de eso, seguirá un tiempo de reflexión sobre los resultados, identificación de buenas prácticas ministeriales, y desarrollo y aplicación de estrategias a nivel local.

Se espera que más de 1 millón de católicos participaran directamente en el proceso, en sus diferentes etapas, pero se alcanzará a muchas más personas a través de la actividad misionera de los participantes. Más de 150 diócesis de Estados Unidos ya han formado equipos locales en preparación para el proceso del V Encuentro y se espera que muchas otras los designarán muy pronto.

"He sido formado por el proceso del Encuentro como párroco y como obispo", dijo Mons. Pérez. "Yo participe en el Tercer Encuentro Nacional en los años 80 y fui muy activo en su implementación como un pastor. Hoy tengo la bendición de ser parte del V Encuentro como obispo y espero que el proceso traiga muchos frutos a las diócesis y parroquias en todo el país."

El V Encuentro busca involucrar especialmente a las familias y jóvenes latinos para invitarlos a compartir sus dones y talentos con la gente en sus parroquias y en la sociedad.

"Los Hispanos/Latinos son un gran regalo para la iglesia y la sociedad en los Estados Unidos. El V Encuentro está diseñado involucrar, abrazar y dar fuerza a ese regalo", dijo el Mons. Gustavo García-Siller, Arzobispo de San Antonio y presidente del Comité sobre la Diversidad Cultural en la Iglesia, el cual es responsable de esta iniciativa en nombre de los obispos de Estados Unidos.

El Center for Applied Research in the Apostolate (Centro de investigación aplicada en el apostolado, o CARA por sus siglas en inglés) estima que 30.5 millones de Hispanos/Latinos en los Estados Unidos se identifican como católico. En la actualidad, aproximadamente el 60% de los católicos estadounidenses menores de los 18 años son de herencia Hispana/Latina.

---

Etiquetas: USCCB, Obispos de los Estados Unidos, Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, reunión de noviembre, Asamblea General de otoño, Baltimore, Comité sobre la Diversidad Cultural en la Iglesia, diversidad cultural, multicultural, hispano, Latino, Mons. Nelson Pérez, Arzobispo Gustavo García-Siller, Subcomité de Asuntos Hispanos, Quinto Encuentro Nacional de Ministerio Hispano/Latino, Papa Francisco, V Encuentro, Discípulos Misioneros: Testigos del amor de Dios, misionera, evangelización

CONTACTO CON LOS MEDIOS:

Norma Montenegro Flynn

O: 202-541-3202

16- 153spanish

Sec,DD,DP,DioNews,CathPress


Presidente del Comité sobre Migración de USCCB solicita a funcionarios electos y estadounidenses trabajar juntos y acoger a refugiados e inmigrantes sin sacrificar valores fundamentales y seguridad

Published:  Friday, November 11, 2016, 8:03 AM

WASHINGTON—El obispo Eusebio Elizondo, obispo auxiliar de Seattle, y presidente del Comité sobre Migración de la Conferencia de Obispos Católicos de los EE.UU. (USCCB) emitió la siguiente declaración felicitando al presidente electo Donald J. Trump por su elección y la necesidad de continuar protegiendo la dignidad inherente de los refugiados y los migrantes.

A continuación la declaración completa.

Obispo Eusebio Elizondo, Obispo Auxiliar de of Seattle
Presidente, Comité sobre Migracion, Conferencia de Obispos Católicos de los EE.UU
.

Primero, deseamos felicitar al presidente electo Donald J. Trump y apoyarlo en todos los esfuerzos para trabajar juntos a fin de promover el bien común, especialmente, aquellos que protejan a los más vulnerables entre nosotros. Yo, personalmente, prometo mis oraciones por el señor Trump, por todos los funcionarios electos y por aquellos que trabajarán en la nueva administración. Les ofrezco unas palabras especiales a las familias de los migrantes y refugiados que viven en los Estados Unidos: les aseguro nuestra solidaridad y nuestro constante acompañamiento mientras trabajan por una vida mejor.

Nosotros creemos que la unidad familiar es la piedra angular de la sociedad, por tanto, es vital proteger la integridad de la familia. Por esta razón, recordemos que detrás de toda "estadística" hay una persona que es madre, padre, hijo, hija, hermana o hermano y que tiene su dignidad como hijo o hija de Dios. Oremos para que, al iniciar su función de liderar a nuestro país, esta administración reconozca las contribuciones de los refugiados y de los inmigrantes para la prosperidad y bienestar general de nuestra nación. Nosotros trabajaremos para promover unas políticas humanitarias que protejan la inherente dignidad de los refugiados y los inmigrantes, que mantengan unidas a las familias y que honren y respeten las leyes de esta nación.

Parte de nuestra identidad como católicos es servir y acoger a las personas que huyen de la violencia y del conflicto en varias partes del mundo. La Iglesia continuará con esta tradición que salva muchas vidas. Hoy, con más de 65 millones de personas que están siendo desplazadas forzosamente de sus hogares, la necesidad de acoger a los refugiados y de ofrecerles una liberación de la persecución es más imperiosa que nunca y nuestras 80 diócesis en todo el país están deseosas de continuar con este maravilloso acto de acompañamiento nacido de nuestra

fe cristiana. Estamos dispuestos a trabajar con una nueva administración para seguir garantizando que los refugiados sean acogidos humanamente sin sacrificar nuestra seguridad o nuestros valores fundamentales como estadounidenses. El deber de acoger y de proteger a los recién llegados, especialmente a los refugiados, es parte integral de nuestra misión para ayudar a nuestros vecinos necesitados.

Oramos por el presidente electo Trump y por todos los líderes en la vida pública para que ellos asuman con gracia y con valentía las responsabilidades que se les ha confiado. Que todos nosotros, como católicos y como estadounidenses, permanezcamos como una nación en solidaridad con las personas necesitadas y como un pueblo hospitalario que trate a los demás como quisiera ser tratado.
---

Etiquetas: USCCB, Obispo Eusebio Elizondo, Donald J. Trump, migrantes, refugiados, inmigración, Comité sobre Migración, Conferencia de Obispos Católicos de los EE.UU.


# # #

MEDIA CONTACT:
Norma Montenegro Flynn
O: 202-541-3200


Aunemos esfuerzos como ciudadanos fieles por el bien común

Published:  Wednesday, November 09, 2016, 7:20 AM

WASHINGTON—El arzobispo Joseph E. Kurtz, de Louisville, Kentucky, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, ha emitido la siguiente declaración sobre la elección de Donald Trump como presidente electo.

A continuación, la declaración completa.  

Arzobispo Joseph E. Kurtz de Louisville
Presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos


El pueblo estadounidense ha tomado su decisión sobre el próximo presidente de los Estados Unidos, miembros del Congreso así como funcionarios estatales y locales. Felicito al señor Donald Trump y a todos los elegidos ayer. Ahora es el momento de avanzar hacia la responsabilidad de gobernar por el bien común de todos los ciudadanos. No nos veamos unos a otros a la luz divisiva de demócratas o republicanos o de cualquier otro partido político, sino más bien veamos el rostro de Cristo en nuestro prójimo, especialmente los que sufren o aquellos con quienes podemos estar en desacuerdo.

Nosotros, como ciudadanos y como nuestros representantes elegidos, haríamos bien en recordar las palabras del papa Francisco cuando se dirigió al Congreso de los Estados Unidos el año pasado: "Toda actividad política debe servir y promover el bien de la persona humana y estar fundada en el respeto de su dignidad". Ayer, millones de estadounidenses que están luchando por encontrar oportunidades económicas para sus familias votaron para ser escuchados. Nuestra respuesta debe ser simple: los escuchamos. La responsabilidad de ayudar a fortalecer las familias corresponde a cada uno de nosotros.

La Conferencia de Obispos espera trabajar con el presidente electo Donald Trump para proteger la vida humana desde su comienzo más vulnerable hasta su fin natural. Abogaremos por políticas que ofrezcan oportunidades a todas las personas, de todas las creencias religiosas, en todos los ámbitos de la vida. Somos firmes en nuestra resolución de que nuestros hermanos y hermanas que son migrantes y refugiados pueden ser acogidos humanamente sin sacrificar nuestra seguridad. Llamaremos la atención sobre la violenta persecución que amenaza a nuestros hermanos cristianos y personas de otras creencias religiosas en todo el mundo, especialmente en el Medio Oriente. Y buscaremos el compromiso de la nueva administración con la libertad religiosa dentro del país, asegurando que las personas de fe sigamos siendo libres de proclamar y moldear nuestras vidas alrededor de la verdad sobre el hombre y la mujer, y el vínculo único del matrimonio que ellos pueden formar.  

Cada elección trae un nuevo comienzo. Algunos pueden preguntarse si el país puede reconciliarse, trabajar todos juntos y cumplir la promesa de una unión más perfecta. A través de la esperanza que Cristo ofrece, creo que Dios nos dará la fortaleza para curar y unir.

Oremos por los líderes en la vida pública para que puedan asumir las responsabilidades que se les han confiado con gracia y valentía. Y que todos nosotros, como católicos, nos ayudemos mutuamente a ser testigos fieles y gozosos del amor curativo de Jesús.

---
Etiquetas: Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, USCCB, arzobispo Joseph E. Kurtz, elecciones, presidente de los Estados Unidos, Congreso de los Estados Unidos, funcionarios estatales y locales, actividad política, dignidad humana, bien común, plaza pública.  

# # #

Norma Montenegro Flynn

O:   202-541-3200

16-147 Spanish
HispMedia,HispDD


Our Church

Our Lady of Perpetual Help Catholic Church sits in the heart of Clovis, California, on Ninth and DeWitt streets.


Mass Times

Monday - Thursday:
7:30am & 5:30pm

Friday:
8:45am

Saturday:
7:30am & 5:30pm (Vigil)

Sunday:
6:30am, 8:00am (Español), 9:30am, 11:00am, 12:30pm, 4:00pm (Korean), & 5:30pm


Confessions (Chapel)

Every Saturday of the month
4:00pm ~ 5:00pm

First Saturday of the month
11:00am ~ 12:00 noon
AND 4:00pm ~ 5:00pm

Social Media

And he said unto them, Go ye into all the world, and preach the gospel to the whole creation. (Mark 16:15)


Sign-Up for Flocknotes: